viernes, 1 de junio de 2018

Hablemos de... La Fille Mal Gardée

La Fille mal gardée (también conocida como La Niña Malcriada) es un ballet cómico originalmente coreografiado por Jean Dauberval. Se estrenó el 1 de julio de 1789 en el Grand Théâtre de Bordeaux, en Francia, bajo el título Le ballet de la paille, ou Il n'est qu'un pas du mal au bien ("El ballet de la paja", o "solo hay un paso de malo a bueno").
La Fille mal gardée es una de las obras más antiguas e importantes del repertorio de ballet, que se ha mantenido viva a lo largo del tiempo. Ha pasado por muchas versiones, algunas de las cuales fueron adaptaciones de música antigua.

Es una obra del estilo ¨ballet d'action¨ con amplios recursos de pantomima. Su héroe y heroína son un par de jóvenes comunes y su argumento es una historia sencilla que gira en torno a los encuentros de un muchacho y una chica, a cuya felicidad se opone la autoridad materna. En este ballet no existen dioses, reyes o reinas; el cuento es un trabajo de la realidad, está inspirado por personajes reales en situaciones emotivas.

La simplicidad atractiva y la familiaridad ingenua de La Fille mal gardée le han otorgado una popularidad que la han establecido en el repertorio de muchas compañías de ballet de todo el mundo. El lenguaje de pantomima permite que el público infantil entienda perfectamente el argumento y empatize con los personajes. Los elementos costumbristas y rurales ayudan también a captar su atención. Por ello, es un ballet muy recomendable cuando se trata de introducir a los pequeños al mundo del ballet.



La coreografía

La Fille mal gardée fue la creación de Jean Dauberval, uno de los mejores coreógrafos de su época. Fue pupilo del influyente maestro Jean-Georges Noverre y además se le distingue como el maestro de Charles Didelot, hoy conocido como "El padre del ballet ruso". 


Cuenta la leyenda que Dauberval encontró su inspiración para La Fille mal gardée en una imprenta de Burdeos, donde vio un grabado de la pintura de Pierre-Antoine Baudouin Le reprimande / Une jeune fille querellée par sa mère. La pintura mostraba a una chica llorando con sus ropas desarregladas siendo reprendidas por una anciana (presumiblemente su madre) en un granero, mientras su amante se puede ver de fondo subiendo las escaleras hacia la seguridad del desván. Esta pintoresca obra de arte divirtió tanto a Dauberval que inmediatamente se dispuso a crear un ballet.

El ballet se presentó por primera vez en el Grand Théâtre de Bordeaux en Burdeos, Francia, el 1 de julio de 1789. La esposa de Dauberval, la bailarina Marie-Madeleine Crespé (conocida históricamente como Madame Théodore), interpretó el papel de Lison (o Lisette), el danseur Eugène Hus interpretó el papel de Colin, y Francois Le Riche interpretó el papel de la Viuda Ragotte (ahora conocida como la Viuda Simone).

El título original del ballet fue Le ballet de la paille, ou Il n'est qu'un pas du mal au bien ("El ballet de la paja, o solo hay un paso de malo a bueno"). El trabajo se encontró con el éxito público y resultó ser el trabajo más popular y duradero de Dauberval.

La música

A fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX, los ballets eran a menudo collages de bailes populares, canciones y óperas conocidas. Estas versiones eran arregladas y adaptadas por el director de música de cada teatro o por el violinista principal de la orquesta de la ópera, que en ese momento también se desempeñaba como director (el papel separado del director de orquesta aún no estaba establecido).

La partitura de 1789 para La Fille mal gardée era en sí misma un arreglo de cincuenta y cinco aires franceses populares. Las partes orquestales sobrevivientes de la partitura de 1789 no incluyen un compositor, es posible que el mismo Dauberval arreglara la música, ya que era un violinista competente.

Dos años después del estreno, Dauberval cambió el título del ballet a La Fille mal gardée. Para la primera presentación con este nombre, el 30 de abril de 1791, la esposa de Dauberval, Mme. Théodore retomó su papel de Lisette, mientras que el estudiante de Dauberval, Charles Didelot interpretaba a Colin.

Los músicos de la orquesta detestaban la pieza. Cuando las partituras originales fueron descubiertas en 1959, se encontró que estaban cubiertas de comentarios que iban desde lo ingenioso hasta lo insultante.

La versión de Jean-Pierre Aumer con música de Ferdinand Hérold

El coreógrafo Jean-Pierre Aumer, un alumno de Dauberval, presentó una versión completamente nueva de La Fille mal gardée en la Opéra de París, en 1828, especialmente creada para la bailarina Pauline Montessu. Para esta versión, el compositor Ferdinand Hérold creó una adaptación de la partitura original de 1789. Hérold también tomó prestados muchos temas de las óperas de compositores como Jean Paul Egide Martini y Gaetano Donizetti.

Fanny Elssler

En 1837, la gran bailarina austríaca Fanny Elssler hizo su debut en la Opéra de París en la producción de Aumer de La Fille mal Gardée. Era la costumbre de la época que una bailarina encargase nuevos pas de deux y variaciones para ser anexadas a ballets ya existentes. La bailarina seleccionó sus temas favoritos de la partitura de Donizetti para la ópera L'elisir d'amore. El Gran Pas de Elssler fue resucitado por el musicólogo e historiador Ivor Guest para la producción de 1960 de La Fille mal gardée para el Royal Ballet de Ashton.

La versión de Paul Taglioni

El coreógrafo italiano Paul Taglioni, tío de la legendaria Marie, fue contratado como maestro de ballet para el Ballet de la Ópera de la Corte de Königliches Opernhaus, en Berlín desde 1852-1866. En 1864, Taglioni presentó su propia puesta en escena de La Fille mal gardée bajo el título Das schlecht bewachte Mädchen (La niña mal protegida).

Para esta producción, Taglioni encargó una partitura completamente nueva al compositor residente Peter Ludwig Hertel. Esta producción fue un éxito rotundo y se mantuvo en el repertorio de la compañía durante muchos años.

Marius Petipa y Lev Ivanov


La gran bailarina italiana Virginia Zucchi recorrió San Petersburgo en 1885, actuando con éxito en diferentes obras de la capital imperial. En agosto de ese año, el emperador Alejandro III solicitó que el director del Teatro Imperial, Ivan Vsevolozhsky, invitara a Zucchi a actuar con el Ballet Imperial. Zucchi estuvo de acuerdo, y eligió la versión de 1864 de Paul Taglioni de La Fille mal gardée para el debut. La producción fue organizada conjuntamente por Marius Petipa y el régisseur y segundo maestro de la compañía, Lev Ivanov, mientras que la propia Zucchi ayudaría a organizar algunas de las danzas que había conocido de la versión de Paul Taglioni.


Resultado de imagen para la fille mal gardee zucchi 

Petipa fue responsable de las danzas nuevas, e incluso encargó al compositor Ludwig Minkus que agregara música para dos variaciones femeninas. La actuación de Zucchi como Lise se convirtió instantáneamente en una leyenda en Rusia. Durante la famosa mímica conocida como "Cuando esté casada", se cuenta que la actuación de Zucchi causó tal impresión que provocó lágrimas en la audiencia. La obra fue abandonada y renomada varias veces hasta que encontró un lugar permanente en el repertorio del Ballet Imperial.

Una característica de la producción de Ivanov fue el uso de pollos vivos en el escenario. Una noche, cuando Preobrajenskaya bailaba el papel de Lise, su rival Kschessinskaya dejó a todas las gallinas fuera de sus gallineros durante su variación, y muchas de ellas cayeron en el foso de la orquesta e incluso en el regazo de algunos músicos. Preobrajenskaya siguió bailando como si nada hubiera pasado.


La versión de Alexander Gorsky

El 20 de diciembre de1903, una importante reposición de La Fille mal gardée se estrenó en el Teatro Imperial Bolshoi de Moscú. Esta versión fue presentada por Alexander Gorsky. Gorsky se basó en la producción de Petipa/Ivanov y utilizó mucha música adicional añadida a la partitura de Hertel, incluyendo piezas de Cesare Pugni, Ludwig Minkus, Léo Delibes, Riccardo Drigo y Anton Rubinstein. Es esta versión de La Fille mal gardée la que finalmente serviría de base para casi todas las producciones montadas en Rusia, Europa y América durante muchas décadas.

La versión de Gorsky del Grand Pas del segundo acto, es ahora un famoso extracto de repertorio en las galas y competencias.

Proyecciones de la era soviética

En 1930 los coreógrafos Asaf Messerer e Igor Moiseyev montaron una nueva versión de La Fille mal gardée para el Ballet Bolshoi, basada en la edición de 1903 de Gorsky. Para esta producción, Messerer y Moiseyev agregaron un nuevo acto al ballet titulado "La Boda de Lise y Colas", con música tomada del Orfeo de Glinka.

La Fille mal gardée en Cuba

La célebre bailarina Alicia Alonso interpretó La Fille mal gardée durante las décadas de 1940 y 1950, y luego presentó su propia versión para el Ballet cubano en 1964. Como resultado, la mayoría de las compañías de ballet en el Caribe y América del Sur realizan producciones derivadas de la puesta en escena de Alonso a la música de Hertel.

Producción de Frederick Ashton para el Royal Ballet

En 1959, el coreógrafo Frederick Ashton comenzó a crear una versión nueva de La Fille mal gardée para el Royal Ballet de Londres. Esta producción se estrenó el 28 de enero de 1960, con la bailarina Nadia Nerina como Lisette, David Blair como Colin, Stanley Holden como la viuda Simone y Alexander Grant como Alen.

Desde su creación, la puesta en escena de Ashton se ha convertido en un célebre clásico del repertorio de ballet. Ashton creó lo que se considera una de sus coreografías más magistrales para su versión de La Fille mal gardée: diseñó un espectacular adagio para Lisette, Colin y ocho mujeres con ocho cintas conocido como el
Pas de Ruban.

El Pas de ruban (danza del listón) es una hermosa expresión del romance de los jóvenes enamorados. Colin descubre el nudo de amante que le dejó Lisette en forma de una cinta rosa. Ella aparece y bailan juntas usando la cinta para engancharse, apoyarse mutuamente en el peso y realizar intrincados trucos.



  

Ashton creó un número humorístico para Simone y cuatro bailarinas en el que bailan con zapatos suecos. La versión 1960 de La Fille mal gardée de Ashton se ha presentado para muchas compañías en todo el mundo y se ha convertido en la versión más o menos "tradicional" del ballet cuando éste se presenta completo.

Argumento


ACTO UNO
Escena uno
Temprano en la mañana. Colin, un joven campesino, aparece junto a la casa de la rica campesina Simone. Está enamorado de Lisette, la hija de
Simone, y quiere verla. Pero esto no es tan fácil. Incluso cuando contrata campesinos para ayudar con la cosecha, Simone no permite que Lisette vaya con ellos al campo, pero le encuentra un trabajo que hacer en el jardín. Simone aparece en la escena y persigue al pretendiente no deseado. Pero aquí hay un novio elegible: Alain. Aunque tiene una mente simple, su padre Tomás es muy acomodado, y Simone persuade a Lisettr para que sea presentada a sus ricos invitados. El único obstáculo en el camino es Colin.Escena dosTiempo de cosecha. Aunque está ocupada con la cosecha, Simone sigue soñando con un matrimonio entre Lisette y Alain. Pero la ceremonia de compromiso, en forma de un juego con cintas, termina de nuevo en favor de Lisette y Colin.... El baile llega a su fin por una tormenta. Todos huyen para refugiarse de la lluvia.

ACTO DOS

Escena tres
La tormenta ha volado. Simone y Lisette regresan a casa y se sientan a trabajar. Los campesinos entregan las gavillas de heno que han logrado salvar de la lluvia. Simone se va con ellos, dejando a Lisette encerrada en el interior. Lisette sueña con su amado. De repente, se da cuenta de que Colin se ha escondido en la habitación. Una indignada Lisette le dice que se vaya. Pero la puerta está cerrada con llave y Colin está atrapado adentro. Lisette pronto supera su enojo y, como una señal de reconciliación, ella y Colin intercambian pañuelos. Al oír un ruido en la puerta, Lisette, aterrorizada, esconde a Colin. Entra Simone y, al notar el nuevo pañuelo alrededor del cuello de Lisette, la encierra en la despensa como castigo, sin sospechar que Colin también está allí.... Entra Alanin, ya como en casa. Le sigue un notario para la firma del contrato de boda e incluso una orquesta de bronce, contratada para la ocasión. Sin hacer ningún esfuerzo por ocultar su alegría, Simone le da a Alain la llave de la despensa. La puerta se abre y ... salen una tímida Lisette y Colin. Alain está fuera de combate. El contrato de la boda está roto. Los amantes caen a los pies de Simone, que no tiene más remedio que darles su bendición.


No hay comentarios:

Publicar un comentario