martes, 6 de agosto de 2013

Hablemos de... Coppélia


Coppélia es uno de los ballets cómicos más bailados y que se encuentran entre los favoritos del público amante del ballet. Creado hacia el final del periodo romántico y considerado como un precursor del periodo clásico: Petipa. 


Hay gente que lo cataloga como ballet romántico y gente que lo cataloga como clásico; lo importante es que está a la mitad de ambos, fue el iniciador de un nuevo e importante movimiento. Coppélia tiene a los típicos aldeanos del ballet romántico, pero personajes etéreos tiene sólo uno: a Coppélia, la muñeca mecánica. Los elementos fantásticos residen en tan sólo las figuras mecánicas, la gente es muy humana, y - algo inusual para un ballet en aquella época - hay un final feliz. La breve parte dramática del ballet recae en el personaje de Coppélius. A través de las décadas, este personaje ha pasado de ser un hechicero oscuro a un excéntrico y un poco ridículo, viejo. Se le ha visto como a un solitario, un hombre de ciencia que tiene, tal vez, una idea deformada de la realidad: está dispuesto a retirar la vida de un hombre joven con el fin de infundir vida en una muñeca.

Acerca de Coppelia, George Balanchine dijo: "Así como Giselle es una gran tragedia en el ballet, Coppélia es una gran comedia". Es una desviación evidente de los ballets románticos, que contaban con figuras etéreas como las Sílfides y las Wilis, vestidos largos de tul (más tarde conocidos como tutús románticos) y finales trágicos.


La historia de Coppélia fue escrita por Charles Nuitter y Arthur Saint-Léon, a partir de una historia de E. T. A. Hoffmann: Der Sandmann- El hombre de arena (1815), historia que también inspiró parte de la ópera "Tales of Hoffman" de Offenbach; pero Nuitter se mantuvo alejado de los aspectos más oscuros de la historia original y se centró en cambio en el tipo de comedia que había tenido éxito en otro ballet: La fille mal gardée. En el cuento original de Hoffmann, la muñeca viene a la vida con el espíritu retirado de Franz, en el ballet, Swalinda suplanta a la muñeca con el fin de salvar a Franz de los oscuros experimentos del Dr. Coppélius. 


El ballet fue coreografiado por Saint-Léon; Léo Delibes creó la música. El estreno se llevó a cabo en la Opera de Paris en 1870. Muchas versiones actuales se basan en la versión de Marius Petipa de 1884 y que fue revisada posteriormente por Enrico Cechetti.

Alguna influencia sobre esta historia viene de los espectáculos ambulantes de fines del siglo XVIII e inicios del siglo XIX que mostraban a automátas mecánicos. Esta área del entretenimiento ha sido poco documentada, pero una historia reciente sobre este campo está contenida en The Mechanical Turk de Tom Standage (2002). Estos espectáculos posteriormente influenciaron a Charles Babbage para su invención de la máquina diferencial.



Autómata Mecánico en el Centre International de la Mécanique d'Art, en Suiza.

Argumento.

La pelea de los Amantes.
 
En una aldea, cerca de la cima de una montaña, vivía un inventor llamado Dr. Coppélius y su hija Coppélia. Cada día Coppélia se sentaba en el balcón a leer un libro, pero ella nunca se movía ni decía nada. Incluso Swalinda, la chica más popular del lugar, no podía hacerla hablar.


Una mañana, Swalinda descubre a su prometido Franz, mandando besos y tratándo de llamar la atención de Coppélia; Swalinda se enfada mucho y decide terminar el compromiso con Franz.


Esa tarde, cuando el Dr. Coppélius sale de su casa a dar un paseo, varios chicos saltan desde las sombras para asustarlo, sólo por diversión. Swalinda y sus amigas escuchan la conmoción y al acercarse ya no había nadie, pero encuentran la llave de la casa del Dr. Coppélius. Swalinda decide ir a conocer cara a cara a Coppélia. Sus amigas, aunque no muy convencidas, la acompañan.


Al mismo tiempo, Franz también había decidido visitar a Coppelia y se escabulle con una escalera a través de la noche.

Christopher Tabar y Tamara Del Giorno por el Ballet de San Jose Cleveland (1998).
Fotografía: Bob Shomler

Curiosidades

  • Coppélia es uno de los primeros ballets clásicos donde se introducen las Danzas de Carácter. Léo Delibes, agregó temas de las danzas folklóricas que conoció durante un viaje a Hungría.
  • Siguiendo una tradición muy antigua, Swalinda sacude una hoja de trigo y escucha atentamente. Debería escucharse, en un murmullo, el nombre del amor de su vida, pero tristemente, Swalinda no escucha nada.
  • Coppélia es un ballet que se caracteriza por el abundante uso de la pantomima o mímica clásica. 
  • Coppélia introdujo las Czardas (danzas folklóricas húngaras) al ballet europeo por primera vez.

En el Taller
 
Las chicas entraron al taller del Dr. Coppélius muy asustadas. Allí encontraron brazos de madera, ojos de cristal y diversos objetos que el anciano utilizaba para crear los más extraordinarios juguetes mecánicos (autómatas). 


Al correr una cortina, Swalinda encontró a Coppélia, sentada en su silla, leyendo su libro. Swalinda la saludó y por supuesto no hubo respuesta. Al acercarse a ella, descubrió que no era real; era un juguete!

Las chicas empezaron a jugar con todos los muñecos armando un tremendo alboroto cuando llegó el Dr. Coppélius; quien las echó inmediatamente de su taller. Swalinda no tuvo tiempo de escapar y lo único que pudo hacer fue esconderse detrás de la cortina de Coppélia y tomar su lugar.


El Dr. Coppélius se encontraba arreglando todo el desorden cuando Franz entró al taller por la ventana y comenzó a explorar el lugar. Cuando Coppélius lo descubre, ya fastidiado por tantas invasiones a su propiedad, Franz le dice que quiere casarse con su hija. A Coppélius se le ocurre una brillante idea, así que lo invita a beber para discutir el asunto de hombre a hombre, agregando a la bebida de Franz un ingrediente que lo puso a dormir.




Curiosidades

  • Flautines, violines, arpas y campanillas; se utilizan para simular los sonidos de los juguetes y sus mecanismos, sobretodo cuando las chicas ocasionan aquel caos.
  • Swalinda debe ser interpretada por una bailarina joven, con carisma y que tenga talento para la actuación
  • Dr. Coppélius también puede ser interpretado por un bailarín joven, siempre y cuando la caracterización y la actuación hagan creer al público que es un hombre viejo.
  • Los bailarines que interpretan a los juguetes deben permanecer inmóviles durante mucho tiempo, sin llamar la atención, para que su movimiento sea una completa sorpresa para el público.
  • Coppélia fue el primer ballet que trató sobre juguetes. Posteriormente se creó Petrushka, de Nijinsky, donde todos los personajes principales son juguetes.

El sueño se hace realidad
 
Coppélius estaba tratando de darle vida a su muñeca mediante fórmulas mágicas. Consultó sus libros de hechicería, pronunció los conjuros adecuados, extrajo la energía vital de Franz y se la transmitió a Coppélia, hasta que poco a poco ella cobró vida. Dr. Coppélius nunca se había sentido más feliz, el amor a su creación lo había cegado de la realidad y nunca notó que en realidad era Swalinda; quien al estar bailando para Coppélius descubre a Franz dormido en la mesa. Activó todos los juguetes en un intento por distraer a Coppélius y poder despertar a Franz. Ella logra empujarlo por la puerta y ambos escapan juntos en la noche.



Coppélius cae en la desesperación cuando encuentra el cuerpo inerte de su hermosa Coppélia.

Curiosidades

  • El sonido de un cuerno indica el momento en el que Coppélius inyecta la energía a Coppélia. El cello acentuado indica los movimientos tiesos y un tanto robóticos que hace ella.
  • Coppélius es un personaje exclusivamente pantomímico, incluso cuando Coppélia baila con él, él en ningun momento ejecuta pasos de ballet.
  • Swalinda baila un fandango español cuando Coppélius le da un abanico.

Un día para celebrar.
 
Al día siguiente, toda la aldea se reunió en la plaza para la colocación de la nueva campana de la iglesia. Como tradición, ese día todas las parejas jóvenes reciben una bendición y una pequeña dote. El desfile de enamorados lo encabezan Franz y Swalinda. 


De pronto, aparece Coppélius con su muñeca envuelta en una sábana, furioso, exigiendo una explicación y una disculpa. Los chicos, realmente apenados y avergonzados se disculpan con Coppélius y Swalinda le regala su dote para reparar todos los daños de su travesura. Coppélius olvida su enfado, les desea mucha felicidad a todas las parejas y se regresa a su taller con sus juguetes. 


Franz promete no coquetear más con muñecas y toda la aldea festeja a los enamorados.

Curiosidades

  • En el acto final, la nueva campana de la iglesia tiene un papel importante dentro de las partituras.
  • En algunas versiones, Dr. Coppélius se une a la celebración en lugar de regresar a su taller.
  • Cuando se creó Coppélia, el mundo del ballet estaba dominado por las mujeres y los pocos hombres que bailaban, solo pisaban el escenario para cargar a las bailarinas. Durante muchos años, Franz tuvo que ser interpretado por mujeres disfrazadas de hombre. Esta tradición continuó en la Opera de París hasta los años 50's. Es por eso que en la versión original no había un Grand Pas de Deux, ni una variación masculina en el acto final. La producción de Marius Petipa en 1884, marcaría el inicio de una tendencia: un contundente Grand Pas de Deux (adagio, variaciones de hombres y mujeres, además de una coda), como se ve en la mayoría de ballets clásicos que le siguieron.
  • Fue difícil elgir a la bailarina que interpretaría a Swalinda por primera vez. Se había decidido que Madame Grantzow aparecería en el ballet. Sin embargo esto no pudo ser debido a una lesión, ella se vio obligada a regresar a su país antes del estreno. Murió después de que le amputaran una pierna. 
  • Se eligió a Guiseppina Bozzacchi, con tan solo 16 años y quien jamás había bailado en público. Ella hizo una brillante actuación durante las primeras 18 funciones, lamentablemente, enfermó de cólera durante el sitio de París, y murió en su decimoséptimo cumpleaños, en 1870.
Giuseppina Bozzacchi como Coppélia (1870). Fuente: Wikipedia.
Sin duda Coppélia fue la gran transición entre el romanticismo y el clasicismo. Para muchos, Coppélia cae en el uso exagerado y grotesco de la pantomima (introducida al ballet por Noverre), lo cual provocaría que su uso se fuera descontinuando hasta casi desaparecer hoy en día.
Los videos son fragmentos de la puesta en escena por el Royal ballet y los puedes ver completos en el siguiente enlace: http://www.youtube.com/watch?v=K5VgnfdokOs&list=PLD382192F2374DC4C

8 comentarios:

  1. Yo el año pasado interprete a las amigas de Swanilda en Coppelia. Fue muy divertido y genial.
    Me encanta toda la musica del 1er acto, el vals de las horas y la coda.
    Saludos y me encanta el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A mi también me gusta mucho la música del primer acto, mi favorita es la parte de las Czardas :)

      Eliminar
  2. fantastico este blog! recien lo descubro.
    por favor estaria necesitando tu autorizacion para utilizar material del que publicas aqui.
    El mismo seria a cerca de las puntar y del repertorio.
    te agradeceria.... el articulo de las puntas es para imprimirlo y poderlo exponer en mi negocio de indumentaria y calzado de balllet y el de repertorio para poderlo compartir con mis alumnas ya que es sumamente completo y muy explicito.
    desde ya muchas gracias . Ana C. Santiago del Estero- Argentina.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carolina! Bienvenida al blog. Muchas gracias por tus comentarios. Por supuesto que puedes utilizar el material del blog siempre y cuando sea para fines educativos, sin lucrar con él o venderlo, y mencionando la fuente de donde lo tomaste. El material aquí publicado es para que todos aprendamos un poquito más de danza y si tú me ayudas con esa labor, pues fabuloso. Te deseo mucho éxito y te mando un abrazo desde México hasta Argentina!!

      Eliminar
  3. Hola tengo doce y me encanta el blog y bailar.Ahora mi profesora me esta pidiendo información sobre estas danzas de repertorio y me sirve muchooooo esta ininformación.Gracias. Besosss sigan así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tu comentario. Me alegra que te gusten los artículos y que te sirvan, son para tí!! Saludos.

      Eliminar
  4. Coppelia fué la primera historia de amor que leí en mi pubertad. Me quedé impactada. Nunca he olvidado el argumento que inspiró a Hoffman una historia tan llena de imaginación, belleza, poesía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Nunca he leido la historia original de Hoffman, me gustaría hacerlo. Me daré a la tarea de conseguirla. Saludos!

      Eliminar