lunes, 20 de agosto de 2012

La música y la clase de ballet


La música es el alma de la clase de ballet, posee un gran efecto inspirador y expresivo, por eso hay que procurar siempre que sea música de alto contenido estético, que sea bella. Así tenemos ya las dos funciones básicas de la música de danza: utilidad y belleza.


El movimiento suena, el sonido se mueve. 

Con esta frase comenzó el curso de Música para Maestros de Danza Clásica y Pianistas acompañantes, que el pasado mes de marzo organizó la Sociedad Mexicana de Maestros de Danza. Impartido por el Maestro Luis Guzmán Pedroza, egresado con mención honorífica de la Licenciatura de Ejecutante de Piano de la Escuela Superior de Música del INBA, quien fue pianista acompañante de la Compañía Nacional de Danza, de Ballet Independiente, del Taller Coreográfico de la UNAM, así como para diversas clases magistrales con maestros de reconocido prestigio mundial, entre ellos David Howard.

Fue un curso muy extenso, por lo cual voy a compartir solo algunos conceptos que me parecen fundamentales en la clase de ballet.


¿Porqué el piano?

Todavía a finales del siglo XIX, las clases y los ensayos se acompañaban con violinistas, de hecho, era un requisito para bailarines y maestros de danza, saber tocar el violín. 

De los elementos centrales de la música (ritmo, melodía, armonía, y tono o timbre) el ritmo es el que adquiere una importancia primordial en la formación musical del bailarín clásico. Así que al hablar de la musicalidad en un bailarín y de su desarrollo en alumnos de danza, el ritmo es el aspecto que permitirá motivar hacia el movimiento corporal que va más allá de la simple actividad motora y la convierte en actividad motora expresiva. Entre los muchos elementos del ritmo, aquellos más relevantes para la enseñanza de la danza clásica son la unidad de compás, el acento, la métrica, la duración, el patrón rítmico y el tempo. 

De todos los instrumentos, es el piano el que puede darnos por sí solo ritmo y melodía además de ser un instrumento "fácil" de escuchar y de entender.

Piano vs. CD

Hace algún tiempo escuché una conversación entre dos estudiantes de ballet donde una preguntaba: "¿cómo le hará la maestra para seleccionar siempre la música adecuada para cada ejercicio?"; a lo que la otra chica contestó: "pues es muy fácil, en el CD dice frappés y entonces ella elige esa canción para los frappés, o si dice pliés pues esa es la canción para los pliés". Eso es lo que piensan la mayoría de los estudiantes si nosotros, los maestros, no  nos tomamos la molestia de enseñarles conceptos básicos de música y su aplicación en la clase de ballet y, por supuesto, en la danza en general. El bailarín profesional, el estudiante y el maestro de ballet, tienen la responsabilidad de aprender los elementos musicales que son aplicables a la danza. En la enseñanza profesional de la danza se incluye en las clases de diferentes escuelas en el mundo la materia de Música, y en algunos casos, inclusive la enseñanza de un instrumento musical. 

Para el alumno de danza el tener una consciencia de cómo se relaciona la misma con la música, le ayuda a obtener cierto dominio sobre ejercicios difíciles técnicamente. Para el maestro de danza, una aplicación musical errónea puede destruir su clase completamente. Para el coreógrafo, la selección y utilización de los componentes musicales puede contribuir fuertemente al desarrollo de su propio estilo.

El desarrollo de la tecnología ha provocado que muchas academias y profesores de danza sustituyan por música grabada al acompañante de ballet. Debemos recordar que siempre es preferible tener en clase al pianista, ya que él logra transformar la clase de ballet de una simple rutina, en una satisfacción artística completa.

El pianista acompañante

Existen dos ramas en las que el pianista acompañante participa dentro de la danza: en las clases de ballet y en el montaje/ensayo de una coreografía. 

De acuerdo con el Maestro Luis Guzmán, es necesario que los conservatorios de Música se preocupen por orientar hacia esta especialización a los alumnos de piano ya que la mayoría de los jóvenes estudiantes de piano no ven en esta actividad un perfil profesional interesante; lo que provoca que la búsqueda del pianista acompañante siga siendo difícil para los encargados de las escuelas de ballet y para los músicos que se arriesgan a iniciarse en la labor sin preparación previa. Los profesores de piano deberían orientar a los alumnos, porque al igual que hacen recitales acompañando otros instrumentos en formato de música de cámara, pueden hacer un recital acompañando a una pareja de bailarines.

El pianista acompañante selecciona su música del repertorio clásico, de la música popular, del jazz, en fin, de cualquier parte; puede recurrir también a la improvisación, puede adaptar también una partitura al tempo requerido.

La relación Maestro pianista - Maestro de danza

Cada uno de ellos tiene su propio método de trabajo, objetivos distintos y hasta un vocabulario diferente. En este entorno no será posible hacer un verdadero equipo de trabajo, y la única solución que existe es crear un puente de comunicación y confianza mutua entre ambos profesionales. 

Lo primero que tenemos que establecer es que ambos están trabajando para los estudiantes de danza (o para los bailarines profesionales, en el caso de una compañía), aquí ya tenemos un propósito común a su trabajo. En una Escuela de Danza, se tiene la responsabilidad de enseñar correctamente, así como de educar también. Este es un objetivo que comparten ambos especialistas, y si recurrimos a la máxima de que la mejor manera de educar es con el ejemplo, entonces ya tenemos suficientes elementos para que el Músico y en Maestro de danza construyan su relación basada en el respeto. 

Es indispensable que el músico de danza conozca el vocabulario técnico empleado por el bailarín, el nombre de los pasos, los movimientos y las poses y su significado, esto le permitirá mejorar su comunicación con el Maestro de danza. Así mismo, es muy importante que el Docente de danza conozca el significado real de los términos musicales, que quizá no deban ser demasiados pero sí concretos y útiles. 

El Maestro de danza es el autor de la clase. La clase está en su mente, ahora hay que llevarla a la mente y a los cuerpos de sus alumnos. El mejor aliado que tiene para conseguirlo está sentado frente al piano, la comunicación con él ahora es fundamental. ¿Cómo lograrla?

La respuesta es sencilla: hablando su idioma. 

Los ejercicios de danza tienen una velocidad y un carácter en el que se realizan mejor,por eso es conveniente precisarlos. "Más rápido" nos da una idea, la de una mayor velocidad, pero, ¿qué tanto?, ¿lo dejamos a la intuición del pianista?, por mucho que el músico esté involucrado en la danza, aún así no tenemos la seguridad de que sea siempre certero.

- El secreto está en dictar los ejercicios en la velocidad y el carácter requerido. El músico entenderá de inmediato. 

- El pianista cuenta con menos de diez segundos para decidir la música que va a tocar en cada ejercicio, es por esto que aconsejamos a los Maestros sean muy específicos en su dictado. 

- Se recomienda mantener un contacto visual con el pianista durante la clase, pues a menudo se necesita hacer cambios sobre la marcha.

- La batuta de este conjunto la lleva el Maestro de danza en cordial complicidad con el músico acompañante, y juntos lograrán la armonía de movimiento de los bailarines, virtuales músicos del cuerpo.

El Fraseo y la Cuadratura

El fraseo en la musica es como los enunciados:

“La unión de música y danza crea una forma de arte nueva y única...”

en cambio: 

“Launióndemúsicaydanzacreaunaformadeartenuevayúnica...”

así no se entiende bien, en la música, es lo mismo, hay que dar frases, ya que es un lenguaje, hay que pausar, respirar, etc.

Se recomienda el empleo de la estructura conformada por 32 cuentas organizadas en cuatro frases de 8 cuentas. Esta es la que completa todo un ciclo armónico-melódico y que ha sido el eje formal de la música de danza en occidente por más de 800 años. 

La música en danza no puede terminar el cualquier parte, al igual que un ejercicio. Ambos deben tener cuadratura. Es decir, si mi ejercicio no termina en la cuenta 32, lo correcto sería seguir hasta el 64. De lo contrario hay que advertir al Maestro Músico que el ejercicio no va a ser cuadrado para que éste pueda reemplazar el final suspensivo de la frase por un final contundente.

Este formato de regularidad en las frases es muy antiguo y no fue creado por la danza clásica, fue aprovechado y asimilado por ella. Tenemos ejemplos musicales que datan de la Edad Media, y, a partir de allí, mudando de estilo, encontramos este fraseo en el Renacimiento, el Barroco, el Clasicismo, el Romanticismo, hasta llegar a nuestros días.

Esta estructura esencialmente melódica es la que ha podido adaptarse mejor a los cambios estéticos en la historia de la música, encontrándola en la música vocal, de concierto, popular, tradicional y hasta comercial. 

Por supuesto que no toda la música está escrita así, hay mucho más música irregular (y esto no quiere decir que esté mal hecha) o bien con otras estructuras regulares, como la frase de 12 y la de 6.



Binaria y Ternaria

En realidad, las cuentas de danza solo pueden tener una de dos naturalezas rítmicas: binarias o ternarias. Luis Guzmán asegura que no es necesario que el maestro de danza conozca de compases (2/4, 4/4, etc), simplemente basta con que sepa distinguir la música binaria de la ternaria. Es esto lo primero que el músico identificará, seguido del carácter predominante, el grado de acentuación, el fraseo y la estructura. 

•La música binaria estructura una pieza musical en dos secciones relacionadas entre si que normalmente se repiten. Es decir, que cada cuenta se puede dividir en dos partes iguales:  1 2, 2 2, 3 2, 4 2...




•La música ternaria es aquella pieza musical en la que cada cuenta se puede dividir en tres partes. Ej: 1 2 3, 2 2 3, 3 2 3, 4 2 3 ...




•La simetría de la pieza musical (cuadratura), no tiene nada que ver con que la música sea binaria o ternaria.

Anacrusa

Se llama anacrusa a la nota o grupo de notas sin acento situadas al principio de una frase y colocado antes de la barra de compás por lo tanto justo antes del primer tiempo fuerte.
En una analogía con el idioma castellano, si la palabra "anaCRUsa" fuera usada como letra de una canción, su sílaba acentuada (la tercera) se utilizaría en el primer tiempo de un compás. Consecuentemente, "a-na" resulta ser la "Anacrusa" de "a-na-CRU-sa". De este modo se forma anacrusa cuando en un verso hay sílabas precedentes a la primera tónica.

Ejemplo, en tiempo 4/4:
Ritmo:  1    2    3    4    1    2    3    4    1    2    etc.

Letra:  -    -    a    na  CRU  sa

Comienzo tético: es cuando la melodía comienza en el primer tiempo (tiempo fuerte) del primer compás.

Comienzo acéfalo: es cuando falta la mitad del primer tiempo.









Tips:

•El dictado del ejercicio se hace una sola vez, la cual debe ser clara tanto para el bailarín como para el músico. Es decir, se debe dictar ya con la pulsación requerida.

•Es preferible que el Maestro de danza se coloque donde el Maestro de Música pueda verle los pies y sus movimientos.

•No es necesario marcar todo el ejercicio con la pulsación requerida. Con dos o tres frases es suficiente para que el pianista entienda lo que el bailarín necesita. 

•No es necesario contar al maestro pianista, se puede también cantar el ejercicio

•El buen acompañante debe ser capaz de cambiar una partitura de binaria a ternaria y viceversa, cosa que no debe hacer el músico concertista

•En la clase de ballet existen dos tipos de ejercicios: aquellos donde predomina la melodía como los pliés, los fondus, el adagio, los rond de jambes; y aquellos donde predomina el ritmo como los jetés, los frappés, los saltos, etc

•Aprendamos que en una función de danza el público debe “ver lo que escucha y escuchar lo que ve”

•Es muy útil emplear la música ternaria para movimientos de cadencia circular como los rond de jambes, los adagios, etc; y emplear la música binaria para ejercicios con movimientos más angulares como los tendus, los jetés, etc.

•No es recomendable usar el pedal del piano en los ejercicios rítmicos

•El pianista nunca debe parar a la mitad del ejercicio o dejarlo inconcluso

• Lo ideal es enseñar al alumno pequeño a contar la música de 8 en 8

• No es ético discutir con el Maestro de Música enfrente de los alumnos

• Para los finales, si se necesita, se piden acordes. Por ejemplo para hacer relevé y balance



La Danza y la Música tienen sus propias reglas, pero si se respetan ambas de un modo equilibrado, es posible que convivan y sean perfectamente compatibles. Ambas son artes temporales, y el modo en el que el hombre occidental entiende el tiempo está implícito en su música y su danza. El sentido del fraseo, la respiración, el acento y el silencio, la intención de movimiento y expresión, de sensación, son todas ellas características del lenguaje de la danza y la música. ¿por qué entonces nos cuesta tanto trabajo entendernos entre músicos y bailarines cuando nos encontramos por primera vez? 

Si alguno de ustedes tiene interés en los cursos que imparte la Sociedad Mexicana de Maestros de Danza, les recomiendo consultar la página: http://www.smmd.org.mx/

Para terminar me permito recomendar el siguiente libro, tanto para pianistas como para maestros de danza:

El piano en la danza: investigación musicológica
by Sirera Serradilla, Belén; Sirera Serradilla, María
ISBN: 978-84-381-0430-4

14 comentarios:

  1. Excelente artículo!! Te pasaste. Estuvo muy acertado que colocaras las grabaciones de audio en conjunto con la parte teórica. No sabía que antes se utilizaba el violín y menos que debían aprender a tocarlo los alumnos! Y es verdad, música yo la tuve como materia en la escuela nacional de danzas y todas estas cosas las vimos (anacrúsico, tético, binario, ternario). Estaba un poco olvidadito.

    Gracias por el artículo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier! La verdad es que fue un curso increíble y no quería quedarme con las ganas de compartir un poco. La convivencia entre músicos y bailarines fue muy agradable, sobre todo a la hora de la comida, compartir experiencias y anécdotas, somos tan diferentes pero a la vez tenemos tanto en común. :D Un abrazo!

      Eliminar
  2. Muchisimas Gracias por el Aporte Mariana ! Muy buena la Pagina! Gracias a vos aprendi a que Puntas tenia que elegir, y Por suerte todo me esta Llendo bien ! Te agradezco de Verdad, Abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a tí! Me da mucho gusto cuando me entero que el blog le ha sido útil a alguien. Que bueno que todo te vaya bien y te deseo que todo siga así de bien y mejor. Un abrazo para ti también :)

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por la visita :) Vuelve pronto!

      Eliminar
  4. Fressinier Cristina3 de julio de 2014, 10:29

    Gracias por el articulo, muy interesante ! Por favor, me puede decir como , donde puedo encontrar el libro que aconcejais al final ? Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Muchas gracias, me alegra que te haya sido útil. Lo puedes comprar online en los siguientes enlaces:

    http://www.elargonauta.com/libros/el-piano-en-la-danza-investigacion-musicologica/978-84-381-0430-4/

    http://www.casadellibro.com/libro-el-piano-en-la-danza-investigacion-musicologica/9788438104309/1267832

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. hola buenas tardes a todos.

    quisiera saber si alguien me puede ayudar ,porque necesito musica clasica para una clase entera de ballet desde la barra hasta el centro.

    Muchas Gracias .

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Toda maestro de danza debería leer este artículo, esta muy bien explicado y es realmente útil. Personalmente enseño danza y he tomado clases particulares de música y siempre estoy buscando mas información de utilidad al respecto, pues nunca es suficiente. Muy interesante además saber que en México existe formación para maestros de danza, pues siempre se está mirando o a Europa o Estados Unidos para esa finalidad y a juzgar por la calidad del artículo que acabo de leer, la formación debe ser muy interesante. Yo soy de Chile y me interesa continuar aprendiendo y mejorando mis capacidades.
    Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muchas gracias por tu comentario. Fíjate que no hay mucho en México para maestros de danza. Cuando me entero de algo trato de aprovecharlo y es un placer compartir aquí la experiencia. Un abrazo hasta Chile!

      Eliminar
  8. Excelente articulo. Me gusta mucho la música clásica especialmente para tocarla en el piano.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Excelente artículo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar