martes, 14 de febrero de 2012

¿Porqué danzar? Los beneficios de la danza.

Independientemente del goce emocional que nos proporciona la danza, ésta brinda una serie de beneficios físicos y psicológicos altamente recomendados para obtener un pleno desarrollo.


Beneficios físicos

En una clase de danza, los ejercicios son presentados como parte de la danza misma, pero están diseñados primordialmente para desarrollar: coordinación, flexibilidad, elasticidad, ritmo, agilidad, fuerza, resistencia, equilibrio, ajuste postural; alcanzando así, una óptima condición física. 

Mejoramiento del sistema cardiovascular:
  • Fortalecer el corazón.
  • Disminuir las pulsaciones en reposo y en esfuerzo máximo.
  • Posibilidad de mantener la presión arterial  en valores normales o disminuirla.
  • Posibilidad de disminuir la arteriosclerosis.
  • Posibilidad de mejorar la circulación periférica.
  • Mejorar la circulación coronaria.
  • Disminuir el riesgo de un ataque al corazón.
Disminución del volumen de grasa:
  • Mejorar la apariencia física.
  • Menor incidencia de problemas de obesidad.
Incremento de la fuerza y resistencia muscular:
  • Mayor eficiencia en las actividades físicas.
  • Menor riesgo a daños musculares.
  • Disminuir problemas de la columna vertebral.
  • Reaccionar con mayor rapidez y espontaneidad.
  • Mejorar la actuación en la danza y en otras actividades físicas.
Mejoramiento de elasticidad y flexibilidad:
  • Menor riesgo de lastimarse cuando se realiza otro tipo de actividad física.
  • Menor riesgo de dañarse las articulaciones.
  • Mejorar el proceso de oxigenación.
Otros beneficios:
  • Mayor rapidez para recuperarse después de una actividad extenuante.
  • Probabilidad de retrasar el proceso de envejecimiento.
  • Disminuir cólicos.
  • Disminuir la tensión muscular.
  • Menor susceptibilidad a las enfermedades.

Beneficios psicológicos

A través de la historia, el hombre se ha intrigado ante la posibilidad de que la apariencia exterior de su cuerpo pueda revelar la estructura interna de su personalidad, y que exista una relación directa entre conducta y autoestima. Asimismo, en los últimos años se ha desarrollado el interés por el concepto de "autoimagen", la impresión que cada individuo puede reflejar con varios factores de su personalidad, o con sus habilidades. Y en efecto, los estudios científicos han encontrado la relación entre la habilidad física y la autoestima. Al ir desarrollando el dominio sobre el cuerpo se adquiere progresivamente confianza y seguridad en uno mismo.

Reducción de la tensión mental:
  • Disminuir la depresión.
  • Desarrollar la sensibilidad para apreciar, utilizar y gozar el tiempo libre.
  • Posible mejoramiento en el desarrollo eficaz del trabajo.
Mayor resistencia contra la fatiga:
  • Mejorar la habilidad de enfrentarse a diferentes tensiones.
Oportunidad de una satisfactoria interacción social:
  • Oportunidad de una interacción social y de integración al grupo.
Oportunidad para realizar una experiencia satisfactoria:
  • Desinhibir al individuo dándole mayor seguridad y confianza en sí mismo.

Aspectos Terapéuticos

La danza puede auxiliar en la integración de las facultades físicas y psíquicas del individuo, al liberarlo de inhibiciones y condicionarlo para la obtención de nuevos enfoques e intereses. En pacientes con desórdenes mentales, el medio de comunicación no verbal del movimiento de la danza, puede provocar vías de expresión que no se logren alcanzar con otras actividades. 

Es verdad que la danza no puede poner al alcance del individuo lo que no está en sus manos, pero puede contribuir a desarrollar nuevos intereses y darle un enfoque diferente a la vida a través de sus diferentes etapas. Como terapia, la danza puede ser el desahogo que se logre experimentar por medio del movimiento y de la música.

Actividad Cerebral

El ballet exige actividad cerebral llevada al extremo: planear una secuencia de movimientos, integrar la información auditiva, activar la memoria de largo y corto plazos, pero también expresar sentimientos, es decir, traducir el movimiento en arte. Además de tener un cuerpo delgado, fuerte y flexible, el buen bailarín debe ser una persona inteligente, con un desarrollo neuropsicológico superior.

La doctora María Corsi Cabrera, catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien además de practicar danza clásica estudia ese arte a partir de la neuropsicología, afirma: "Me atrevería a decir que no hay una actividad que estimule el cerebro de manera más completa que el ballet. Un pianista, por ejemplo, utiliza sólo las manos para ejecutar su instrumento, mientras que el bailarín requiere de todo el cuerpo, ése es su instrumento, el cual tiene que aprender a mover con conocimiento de causa para proyectar en los espectadores la sensación que desea transmitir".

El cerebro realiza su compleja labor apoyado en la representación mental del cuerpo, en un mapa perfecto de la posición y ubicación de cada una de sus partes, para producir el movimiento mediante los músculos. En el caso específico de la danza, el lóbulo parietal interviene también en el desplazamiento sobre el escenario para lograr la integración entre el bailarín y el espacio, pero además debe calcular la relación espacial entre él y sus compañeros, quienes también están en movimiento. 

Se piensa que bailar clásico es muy fácil. Lo maravilloso de este trabajo es precisamente la apariencia de sencillez y naturalidad que proyecta el bailarín al ejecutar sus movimientos, pero eso sólo es posible cuando se alcanza el dominio de los procesos cerebrales y de la técnica.

El ballet también da placer a quienes lo miran, mediante la emoción estética, pues en ellos se activan las llamadas neuronas espejo, que hacen al espectador equipararse al bailarín. En su libro La inteligencia emocional, Daniel Goleman afirma que estas neuronas captan las emociones de las personas a quienes vemos y reditan en nuestro cerebro el estado detectado, creando un contagio emocional.

La danza es un arte maravilloso, es una de las pocas artes en la cual nosotros mismos somos el material, el lienzo. A veces las clases de danza resultan extenuantes y monótonas, pero hay que perseverar. El premio es lograr la dicha de hacer hablar al corazón a través del cuerpo.

21 comentarios:

  1. ¡Excelente publicación! Me encantó lo de beneficios psicológicos y lo de actividad cerebral. Que completa que es la danza!

    ResponderEliminar
  2. Un artículo muy interesante, es un ejercicio super completo, me ha gustado la parte de los beneficios psicológicos y mentales, es cierto y no se suele hablar tanto de ello como de los beneficios "físicos". ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Tus articulos son muy buenos, aporta de excelente manera para una buena educación en la danza, danza no es solo moverse sin algún fin o propósito, hasta en el disfrute simple de la danza hay una sentido propio para el mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viviana. Para mí son muy satisfactorios sus comentarios y una motivación para seguir escribiendo y poniendo mi granito de arena en la educación dancística. Un abrazo!

      Eliminar
  4. Para cuándo la entrada "¿Por qué no danzar? Los perjuicios de la danza". Da para varios post!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Estoy tan enamorada de la danza que parecería que en este blog todo lo pinto color de rosa y no es así.

      Por supuesto que hay cosas negativas, como la anorexia, la bulimia, las humillaciones por parte de maestros, directores, incluso bailarines, el rechazo social hacia los bailarines hombres, las lesiones, la falta de oportunidades, etc. Sin embargo, a mi modo de ver, todas estas cosas malas provienen de la gente, no de la danza misma. La danza en sí no hace daño. Son los maestros que confunden la disciplina con la humillación, abusando de su autoridad y de la confianza que el alumno deposita en él. Son los directores que en la búsqueda del ballet perfecto tratan a sus bailarines como objetos y no como personas, desechando lo que no les sirve. Son los bailarines que al sentirse intimidados por un bailarín mejor que ellos, buscan defectos y los exageran haciendo sentir a otro muy mal.

      Cierto, sería interesante hablar de todo esto.
      Gracias por tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  5. Oye una pregunta... Si estás un poco pasada de peso, te puedes subir a puntas o es forzoso que estés en tu peso correcto ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no es mucho el sobrepeso y tu maestro(a) lo considera adecuado puedes empezar así. Pero es importante que hagas algo al respecto. Es parte de la disciplina. No hagas dietas por tu cuenta, debes consultar con un especialista, un nutriólogo que te enseñe a comer bien de acuerdo a tus necesidades. Saludos!

      Eliminar
  6. Me parece muy bien este articulo, es que la inmensa mayoría de la gente NI SE PUEDE imaginar lo duro que es esto de la danza. Las pesas es algo bastante fácil y simple comparado con este "deporte" (sí, que es una danza pero todo el entrenamiento que hay por detrás para preparar lo convierte en una excelente entrenamiento como bien describes y para mí es más completo que hacer vulgarmente pesas). Si la gente no practica danza es básicamente por eso, porque requiere de un gran estado de forma y si la gente llena y abarrota los gimnasios es por algo....porque es muy fácil...luego claro lo fácil también es prejuzgar, arremeter y burlarse de la danza pero ya les gustaría a muchas y muchos tener esa gran forma física con todas esas magnificas cualidades.... y lo dice uno que lleva 30 años entrenando con una mezcla de varias disciplinas (artes marciales, atletismo, danza, gimnasia y mil y un ejercicios corporales, pesas, saltos y etc etc etc etc)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muchas gracias por tu comentario. No me atrevo a juzgar el trabajo de pesas y de gimnasio porque la verdad es que desconozco mucho sobre el tema. Pero tienes razón al decir que la danza requiere de un entrenamiento muy intenso y de un sacrificio enorme. Un saludo!

      Eliminar
  7. hola me llamo ceci y mi pregunta es : si te pones la punta aprienta cuando te pones la puntera? (la puntera es de cilicona).
    me gustaria mucho que me dijeras si aprieta o no y porque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ceci! Si, la punta aprieta cuando te pones la puntera porque ésta aumenta algunos milímetros de grosor y de largo en tus dedos. Es por eso que, a los bailarines que usan puntera, se les recomienda probarse las puntas con puntera cuando las van a comprar. Saludos!

      Eliminar
  8. Excelentes publicaciones. La verdad debo reconocer, como bailarina, que sabes muchísimo. Felicitaciones por tu blog, hacía tiempo que no leía un blog tan bueno.
    Saludos,
    Silvina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Silvina :) En realidad solo transcribo lo que me enseñaron mis maestros, lo que aprendí de los libros y de mis compañeros de danza. Veo que recién empiezas un blog. Te deseo mucho éxito! Avísame en cuanto tengas un par de artículos para recomendarte en la barra lateral ;) Besos!!

      Eliminar
  9. Hola gracias por tu bloc tengo 8 años je tu bailas en una compañía o algo así ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias por visitar el blog. Bailé algunos años en una compañía. Después me retiré y ahora me dedico a dar clases. Saludos!

      Eliminar
  10. Hola, muy bueno y lindo tu blog!! Me gusto mucho. Yo arranque danza clásica el año pasado con 12 años y ahora tengo 14, hago tres veces a la semana, ya estoy preparada para usar puntas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tu comentario. No sé si estás lista para las puntas. Solo tu maestro(a) lo sabe. Es a ella a quien debes pregunar.

      Eliminar
  11. Excelente pwro como convencer a mis padres a que me degen practicar una danza folcklorica

    ResponderEliminar